Ingeniería biomédica

ingenieraBiomédica

La Ingeniería Biomédica ha evolucionado a lo largo de los años de la mano de los avances científicos y tecnológicos. En la actualidad, dispositivos como sistemas de monitorización de signos vitales o dispositivos de diagnóstico facilitan las labores de atención médica. El desarrollo de métodos de análisis por imagen como rayos X, ultrasonidos y resonancia magnética permiten estudiar el organismo de forma clara y rápida. Además, se utilizan software de gestión hospitalaria y de telemedicina.

El futuro de la Ingeniería Biomédica tiene por delante un amplio camino de desarrollo, ya que la sociedad actual requiere de soluciones médicas rápidas y eficientes. Los dispositivos electrónicos que se utilizan en el día a día permitirán la monitorización de pacientes a distancia, siguiendo el valor de las constantes vitales para poder analizar los síntomas previos a un problema de salud e incluso prevenir el posible problema.

Otra de las tendencias de la Ingeniería Biomédica es la simplificación de las herramientas de laboratorio. Sistemas como Lab On a Chip (LOC) integrarán las funciones de laboratorio en un único chip. Nuevas técnicas de cirugía robótica, nuevos materiales orgánicos para la fabricación de tejidos artificiales y tejidos regenerativos o la impresión 3D de órganos artificiales harán posible solventar las necesidades médicas futuras.